Panes Slow

Publicado en productos

Productor: Jordi Bresó- Estudi Pastisseria

Panes Slow: nobles, saludables, suculentos y rigurosamente artesanos, para volver a disfrutar del placer de comer pan

Catalogado como: Tutelado Slow Food Valencia

 

Nueva imagen panes slow2Panes Slow son panes artesanales elaborados en el obrador de Jordi BresóEstudi Pastisseria, ubicado en la localidad valenciana de Algemesí, bajo la tutela de Slow Food Valencia.  Los panes de la carta Slow son una seria apuesta por los preceptos del movimiento Slow Food, porque son alimentos buenos, limpios y justos.

 

Son buenos porque un alimento Slow Food es garantía de calidad desde el punto de vista organoléptico. Limpios porque los ingredientes son de productores que aplican buenas prácticas ecológicas respetando el medio ambiente, las personas y animales que lo habitan. Justos porque la materia prima tiene absoluta trazabilidad, es comprada directamente a los productores, a quienes se les paga un precio justo por ella y se reconoce su esfuerzo y buen hacer, por lo que se contribuye a la sostenibilidad.

 

Foto panes slow2Los Panes Slow se caracterizan por presentar una miga repleta de pequeños alvéolos propios de un largo proceso de amasado y fermentación natural sin prisas, por el auténtico sabor ligeramente ácido del pan elaborado con masa madre ecológica y su atractivo color pardo, síntoma de largas fermentaciones sin aditivos.

Para su elaboración se utiliza Harina de Espelta Ecológica de Escanda Asturiana obtenida en un molino de piedra tradicional, producto Baluarte de Slow Food, debido a que es un tipo de trigo que se cultiva en la región desde la Edad Media y  que está en vías de extinción.

Esta harina se caracteriza por su elevado valor nutritivo, alto contenido de fibra, por ser fuente de vitaminas E, B1, B2, B3, B6 y B9 y de importantes minerales como Sodio, Potasio, Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Cinc y Flúor. Su composición ayuda a metabolizar mejor los carbohidratos, las proteínas y las grasas por su contenido de Omega 3, 6 y 9, además de ser mucho más fácil de digerir debido a su alta solubilidad en agua.

La amplia variedad de panes de la carta emplea otros productos del Arca del Gusto y Baluartes de Slow Food, tales como sal Añana, sal de Zeradoun, aceite de oliva virgen extra ecológico L’Oli del Xispes, pasas de Denia, pasta se aceituna serrana de Espadán, tomate Cuarentena, queso de oveja Guirra, cebolla Monquelina, entre otros.

 

Carta de Panes Slow, un pan óptimo para cada momento y maridaje culinario:

  •  Pan de espelta con aceite ecológico L’Oli del Xispes, sal Añana y Zeradoun
  • Pan de espelta integral 80%
  • Pan de espelta integral con nueces y pasas de Denia
  • Pan de aceituna negra serrana
  • Pan de espelta blanca tomate Cuarentena y orégano
  • Pan de espelta blanca con queso de oveja Guirra
  • Pan de cereales de espelta integral y mezcla de harina con cereales
  • Pan de espelta integral, soja y centeno con higos y avellanas
  • Pan de cebolla Monquelina
  • Pan de calabaza ecológica de Ca Celedonio
  • Pan de patata
  • Pan de vino
  • Pan de Manzana Esperiega y canela
  • Pan sin sal
  • Pan de cerveza
  • Pan de queso

….. y muchos más.

 

Pan Oveja Guirrajpg

 

 

 

 

 

 

 

Pan de Oveja Guirra-cortejpg

 

Los Panes Slow están disponibles en formato terrina para su fácil manipulación y conservación. Esta presentación ayuda a mantener el pan tierno durante 3 o 4 días porque al retener bastante humedad en su interior, evita que se endurezca y así siempre se puede disfrutar de un pan auténtico con plenitud de cualidades organolépticas.

Por ser un pan natural y de gran calidad, se puede cortar en rebanadas con un cuchillo de sierra y congelarlo, luego, al momento de consumir, tan sólo es preciso dejarlo descongelar sobre una superficie de mármol y tostarlo ligeramente para disfrutar como recién sacado del horno, de un alimento indispensable de la dieta mediterránea y de todo un placer gastronómico.

Deja tu comentario con

Los comentarios están cerrados.