Valencia Montessori School certificado primer colegio Slow Food Valencia

Publicado en Noticias
0
Fotografía de Jimena Delgado
Fotografía de Jimena Delgado

Valencia Montessori School ha recibido la distinción colegio Slow Food Valencia, debido a la confluencia de valores fundamentales en cuanto a la promoción de una alimentación saludable como parte del proceso educativo y la responsabilidad medioambiental que promueve el colegio, que a su vez coinciden con el ideario de la organización a través de su Manifiesto y el Manifiesto Slow Food para la Educación. En palabras de Sonia Mocholí, directora del Colegio Montessori de Valencia, “la alimentación forma parte de la educación de los niños para la vida”, razón por la cual las sinergias con la organización Slow Food se materializan con esta certificación que reconoce el comedor escolar como Km0 y a su responsable nutricional, el cocinero Juan Llorca, por la labor cotidiana de sensibilización y educación del gusto de los niños, quienes aprenden desde la infancia la importancia de una alimentación sana y equilibrada, participan del huerto escolar y se interesan por el origen de los alimentos.

 

Fotografía de Jimena Delgado
Fotografía de Jimena Delgado

En ese sentido, los niños aprenden de manera natural  que el alimento tiene una conexión con la tierra y las personas que trabajan para llevarlos a la mesa, además de disfrutar de la diversidad de sabores y el placer sensorial de comer bien y saludable, a través de pautas de alimentación responsables y conscientes tanto para los niños, como para sus padres y familiares. Esta labor se manifiesta día a día en las comidas que los niños realizan en el colegio en las cuales son protagonistas activos a la hora de elegir los alimentos y proponer un menú, además de charlas, publicación de recetas y artículos que ayudan a fomentar y divulgar una alimentación basada en productos ecológicos y de temporada, comprados a proveedores locales, elaborados de manera respetuosa con el medio ambiente y pagados de manera justa a los productores. Se trata de la puesta en práctica de los valores del modelo alimentario Bueno, Limpio y Justo promovido por Slow Food.

Juan Llorca y los niños de Valencia Montessori School Fotografía de Jimena Delgado
Juan Llorca y los niños de Valencia Montessori School
Fotografía de Jimena Delgado

Para Valencia Montessori School y Slow Food Valencia, la alimentación forma parte del proceso educativo y se presenta como una verdadera experiencia cotidiana donde se fomentan valores como el compañerismo, el respeto y la paciencia en un clima tranquilo y positivo, donde los mismos niños son los responsables de poner la mesa para sus compañeros, servirse y recoger el menaje cada día; hábitos saludables que devuelven al acto de comer, la debida importancia y relevancia.

Sonia Mocholí y Juan Llorca de Valencia Montessori School. Fotografía de Jimena Delgado
Sonia Mocholí y Juan Llorca de Valencia Montessori School.
Fotografía de Jimena Delgado

Esta certificación que Slow Food Valencia concede a Valencia Montessori School como primer comedor escolar Km0 de la Comunidad Valenciana pretende trasladar esta experiencia piloto a todos los colegios, para que se lleve a la práctica el derecho fundamental de todos los niños y sus familias a conocer y disfrutar de los beneficios de una alimentación de calidad y responsable con el medio ambiente.

Logo Montessori

 

Fotografía de Jimena Delgado
Fotografía de Jimena Delgado

El acto de entrega del distintivo tuvo lugar en las instalaciones del Colegio Montessori de Valencia el  25 de noviembre de 2015 y contó con la presencia del presidente de Slow Food Valencia, Josep Marco Sansano, Pep Martí, agricultor y productor de alimentos Arca del Gusto Slow Food de Granja Ecológica La Peira, además de Irene Zibert, Responsable de comunicación de Slow Food, Sonia Mocholí y Juan Llorca por parte del Colegio Montessori, así como la comunidad de padres y los niños, siendo estos últimos los encargados de recibir el distintivo Km0.

Manifiesto Slow Food para la Educación

La educación para Slow Food:

  • Es un placer, una ocasión lúdica y agradable en la que sentirse bien y vivir sin presión.
  • Enseña a valorar la lentitud y a respetar los ritmos de cada uno y de los demás.
  • Es aprender haciendo, porque la experiencia directa alimenta y refuerza el aprendizaje.
  • Valoriza la diversidad de las culturas, los saberes, las competencias y los puntos de vista.
  • Reconoce las necesidades y estimula el interés y la motivación de cada persona.
  • Analiza los temas en su complejidad, favoreciendo la comprensión de las relaciones entre
    las distintas disciplinas y ámbitos.
  • Es tomarse el tiempo para comprender, interiorizar y elaborar una visión propia.
  • Anima a participar y facilita el diálogo, la libertad de expresión, la cooperación, la
    escucha y la aceptación recíproca.
  • Es un recorrido íntimo que abarca la dimensión cognitiva, experimental,
    afectiva y emotiva.
  • Se nutre del contexto en el que se halla, valoriza la memoria, los saberes y las culturas
    locales.
  • Facilita la interconexión entre las redes locales y refuerza el sentimiento de comunidad.
  • Desarrolla la conciencia de uno mismo, de su papel y de sus actos.
  • Estimula la curiosidad, anima la intuición y despierta el sentido crítico.
  • Promueve cambios que generan pensamientos y comportamientos nuevos y más
    responsables.

Más información en el podcast del programa radiofónico “Momento Slow” en 99.9 FM Radio Valencia:

 

Deja tu comentario con

Escribe un comentario

Todos los campos con * son obligatorios.

*

Loading Facebook Comments ...